lunes, 6 de septiembre de 2010

Que tiempos aquellos

Mi vida, empezó en la ciudad de mis sueños, Buenos Aires, Argentina. Viví una infancia feliz con mis mejores amigos, festejando con ellos mis cumpleaños y estando con ellos en los años nuevos y navidad. No fueron tantos años, porque cuando toda mi vida rozaba la perfección, de repente, chau... de un día para otro tuve que decirle adios a todo lo que quería y amaba. Cambie de país y de colegio claramente, y no fue sufrido, pero capaz, extrañaba, y quería volver, aunque siempre me supe adaptar a todo, y no me dolía tanto como ahora. Me termine de acostumbrar a mi nueva escuela, a mis nuevos amigos, y otra vez, chau a ese lugar, chau a mis amigos, y chau a otra casa. Me fui otra vez, una vez mas, esperando que sea la última y así poder tener amistades reales, que no duraran un par de años, pero esta cadena siguio sucediendo durante otros años, bastante largos, desde los 13 y ahora tengo 17, no me voy de este lugar, pero me doy cuenta que necesito un cambio, o volver, ahora si esta ese deseo en mi- Jamás voy a olvidar algo que me dijo un amigo años despues cuando lo volví a ver: Marcos, vos eras mi mejor amigo, y de repente de un día para otro me abandonaste. Creo, por la forma de decirlo que le salieron del corazón, fueron palabras de un chico de 18 años, que hablo con el sentimiento de uno de 6 que lo abandonan, y eso me toco tanto que después cuando me acorde que me lo dijo, empeze a llorar , desconsoladamente, sintiendo en mi mas profunda entraña que lo deje desamparado, y no solo a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Volar.

Typing Test

Visit the Typing Test and try!