miércoles, 7 de septiembre de 2011

Fragmentos...

Debo recordar este momento. No son los grandes acontecimientos los que necesariamente proporcionan más felicidad, sino las pequeñas cosas como esta, tan fáciles de olvidar. Conservaré esta velada en la memoria y la recordaré cuando necesite animarme.

La Casa Veneciana- Mary Nickson.


Es un trozo de un libro, algo escupido por la autora, pero te hace pensar en esos días con amigos, noches sin dormir para ponerte al día después de años sin verse, tardes caminando por la ciudad, asados que son una excusa para volver a verse. Son todos esos momentos los que construyen una vida, pero sin darnos cuenta los vamos olvidando y en la memoria quedan sucesos más trascendentales para el mundo pero no para vos como persona. No sé, quizás haya que anotarlos para dejar constancia de ello y en unos años repasarlos para darnos cuenta de su influencia  positiva. De igual manera muchos de esos momentos son convervados en mi mente sin alteración(sin más alteración que la de la utopía claro está) y están en una parte de mi cerebro de cierto misticisimo. Porque son momentos míticos, amigos que se desplazan 1000km para decirme feliz cumpleaños, noches sin dormir tirandonos almohadas, dormir en una Madrid en un parque porque se te va el colectivo después de un concierto, irse un día entero a la montaña para respirar ese aire diferente , el de la superación, agarrar una rotonda al revés, pasar por un cementerio y confesar el miedo que t eproduce que se levante algún muerto, competir para ver quien toma mas litros de coca-cola, una carrera hasta la boya amarilla, ''lo tocas a mi amigo y te mato'', escribir canciones con una profundidad envidiable, tratar de hackear lo impensable, decir ''nos vemos'' cuando no sabes cuando corno l@ volverás a ver..

Y tantos miles de sucesos que lamentablemente voy olvidando, con el tiempo, las circunstancias...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Volar.

Typing Test

Visit the Typing Test and try!