sábado, 29 de octubre de 2011

Rutina. Café.

Suena la alarma. Son las 6:47 de la mañana. Mi mano inconsciente se mueve a tientas hasta que consigue apagar tanto ruido matutino(radio despertador).
Tengo el cuerpo tullido, los ojos no quieren abrirse...Y cuando consigo encender la luz me tapo como si me hubieran pegado con un látigo. Cubriéndome, revolcándome.
Me levanto con mucho esfuerzo y encima tengo que elegir la ropa...Como cada mañana, cada aburrida mañana.
Bajo las escaleras, con la mochila en la espalda y me dirijo como un autómata hacía ese mágico botón. Lo aprieto, y mientras espero a que esa luz verde se encienda doy vueltas por la casa en busca de alguna tecnología que me conecte al mundo. La cabeza m¡e da vueltas, a esta hora solo soporto a mi perro, porque es  él.
Y por fin, la luz verde se enciende y empieza a salir mediante dos chorritos ese cruel líquido negro que me mantendrá durante todo un día. La taza blanca entra en mi boca...y antes de eso mis ganas de volver a acostarme eran absolutas. Pero a medida que se introduce el chute de CAFÉ en mis venas, me entran ganas de por lo menos caminar hasta la parada del colectivo.
Y si, así empieza otro día. Con rutina, una marcada rutina. La maldita rutina.

3 comentarios:

  1. Es hermosa la entrada :3 soi nueva en esto nos seguimos ? besito

    ResponderEliminar
  2. Y a las mias, también se parece.

    te sigo, ok??:D

    ResponderEliminar

Volar.

Typing Test

Visit the Typing Test and try!